domingo, agosto 21, 2005

Su cigarrito

Qué increíble. Pasa el tiempo, nos vamos poniendo viejos y pa más remate, no queremos asumirlo. Durante la semana un conocido avisó que cumplía veinti diez años. No quiere cumplir treinta. Peter Pan complex, diría.

Es que claro, yo a los 32, por cumplir los 33, siento que he llegado a esa edad noble donde uno no es ni chicha ni limoná. No eres viejo todavía, eso se reserva para los 37 en adelante. Pero tampoco es uno un pendex. Ya no tienes ventitantos.

Tener menos que eso está bien, pero no hay nada de malo con cumplir años. De hecho es algo que ocurre. Que simplemente ocurre y por lo cual no podemos hacer nada al respecto.

Seguro, en algunos casos operaciones van y operaciones vienen. En otros, de feliz operación de la próstata se regalan una Harley, para pasar el trago amargo de lo innegable.

Pero por mucho colágeno, chaquetas de cuero, cirugías y motos Harley, el hecho concreto es que con cada año que pasa, nos ponemos más viejos. Y sí, usted también caballero.

Como para culminar el cuento, decidí hacer algo que definitivamente me separa de mi vida pendeja. Me inscribí en los registros electorales. Voy a votar. Y aunque el voto es secreto, estoy entre dos alternativas. La primera es votar por Piñeira, para que aplaste electoralmente a Lavín y la segunda es votar por Doña Bachelet. Para darle continuidad al gobierno de Lagos, que tan bien lo ha hecho.

Igual me costó. Y harto tiempo. Pero al final pensé que eso de ser vocal de mesa no es tan grave. No puede ser tan grave darle un día de trabajo a tu país. No es que sea yo muy patriótico, pero encuentro que Chile es un país increíble y si haciendo de vocal de mesa puedo aportar en algo, bien vale la pena.

No hace daño y es un día cada cuatro años o más. Un día por el país. ¿Mucho? No creo que los chicos de Antuco concuerden con eso.

En fin. Estaba yo anoche en el cumpleaños ese mientras hablaban de edades, de veintidiez y de dieciveinte años. Tomabamos un Carmenere Misiones de Rengo y mientras todos hablaban, me llegó al alma el olor a cigarro.

Entre el vinito, la buena conversa y los canapé con salsa bolognesa me dieron ganas de fumar. Pero muchas.

Image Hosted by ImageShack.us

Hace ocho meses que dejé de fumar y en ese período ha pasado toda una vida. Me reencontré con viejos conocidos, estuve dos veces en La Serena, perdí a Freud y se fue de esta existencia, de modo repentino y glamoroso mi querida abuela. Mi agüelita Eugenia.

Y a pesar de todo, del camino recorrido, del tiempo pasado, eso de estar en un ambiente relajado, de conversa, con un buen vino y cositas ricas para picar me hizo efecto. Hubiese disfrutado tanto un puchito.

En fin...

Pendiente dejo otra historia. La de mis peripecias médicas. Me hice exámenes de sangre, el viernes voy al médico y tengo hora con el dentista. Me toca la revisión de los 30.000 kilómetros, o me tocaba, hace dos años.

Espero pasar esos exámenes con algo más que promedio cuatro.

9 Comments:

At 3:06 p. m., Blogger Black Mamba said...

33, la edad de cristo, la edad de altazor! No creo que sea cualquier cosa, je je
Lo que es yo, aún tengo un pequeño tiempo antes de llegar a las 3 décadas.

 
At 9:07 p. m., Blogger Kike said...

Bien. Hay que aprovechar ese tiempo que queda. Luego van cambiando las prioridades. De todos modos, siento que nuestra sociedad le da demasiado bombo y fiesta al tema de la juventud y la vida desenfrenada. Es entretenido y se pasa bien, pero también hay otras formas de divertirse. Hay otras formas de disfrutar la vida.

 
At 12:51 a. m., Blogger mili said...

Yo creo que a los 33 aún eres joven, aún eres pendex,aunque de todas maneras depende mucho del estilo de vida.

 
At 10:54 a. m., Blogger Emilio said...

Oye, te toca el cuento de la RED. Ponte las pilitas!!!!

 
At 11:00 a. m., Blogger Clo said...

que pasó con el cuento de la red fantasmal?
no corte el hilo please?

 
At 3:38 p. m., Anonymous angelica said...

y estamos esperando el cuento¡¡¡, la red no hay que romperla¡¡¡

 
At 3:49 p. m., Blogger Sandra Carrasco said...

Según me dijo Kike en un mail, su cuento es uno que se titula "Mi Dulce Cata" éste pero lo publicó hace días...
Que hacemos??
El cuento está muy bien Kike ( de hecho ya había comentado) pero se le corrió el calendario mijo!, ve que esto es una cadena fantasmagórica que no se puede cortar si no seremos todos víctimas de una terrible maldición.OHHHHHHHHH!

 
At 6:44 p. m., Blogger Clo said...

bueno que sea remplazado, no más vueltas

 
At 2:33 p. m., Blogger DLP said...

¿Te inscribiste para votar? Ya era hora, pelmazo.

 

Publicar un comentario

<< Home