viernes, agosto 12, 2005

Imbecilidad con patas

Me chocó heavy. Fernando Larraín habla los periódicos y confiesa que su nuevo papel en la serie The Nanny (versión chilensis) le resulta restrictivo. Sus palabras más o menos dicen:

El personaje es poco expresivo y yo soy todo lo contrario, entonces me siento restringido.

¿Qué clase de imbécil puede llamarse actor y decir eso? ¿No es acaso la actuación una forma de abandonar el yo, el ego, y rendirse ante la historia y forma de ser de otro?

Actuar debiera ser eso. Borrarse. Dejar de ser y asumir momentaneamente otra existencia. Un buen actor es bueno PORQUE es capaz de dejar de ser él y PORQUE es capaz de ser otro.

La verdad es que lo encuentro simpático, expresivo y todo lo que quieran, pero luego de ese comentario se me hizo evidente que el tipo este nunca ha sido un actor. ¿Se le apareció marzo? Eso me dan ganas de decirle.

Me da mucha rabia que la gente reciba gratuitamente oportunidades que otros, tal vez más talentosos y mejor preparados, no reciben. Y me da mucha más rabia cuando luego de haber recibido esa oportunidad, no hacen nada por merecerla o aprovecharla al máximo y en cambio salen con comentarios de ese tipo.

"Puedo decir orgulloso que nunca he tomado un curso de pedagogía" dijo un profesor universitario en clases. "Tomarlo sería reconocer que soy mal profesor y que necesito aprender a serlo".

¿Qué filosofía barata es esta?

Quiero ser mejor. Me lo debo a mí y a los que me siguen, porque cada vez que alguien mejora y abre una puerta, esa puerta se abre para todos.

¿Qué clase de filosofía barata es esta?

Algo raro me pasa hoy.

Me enojo con la radio porque el comentarista es muy categórico y yo llego acá a hacer lo mismo. Dictar una cátedra que no me han ofrecido. Sorry.

Mejor cambio de tema. ¿Alguien ha visto Sin City? Bien buena.

Notable el regreso de Mickey Rourke, desde Rumble Fish que no le veía un papel tan bueno.

4 Comments:

At 11:55 p. m., Blogger Cristian said...

Quejarse porque se tiene una pega donde se te paga porque tienes que hacer (¡oh sorpresa!) lo que tuviste que estudiar es casi inmoral en un país donde bordeamos el 10% de desempleo. Por lo demás igual lo podría hacer bien y tratar de expandirse más dentro de las restricciones del personaje, que, en todo caso, en la serie original (como Niles), dentro de todas las "restricciones" era infinitamente más gracioso. Porque toda la serie era infinitamente más graciosa en inglés... Pero ése es otro tema. Saludos,

~Cristian

 
At 4:23 a. m., Blogger galgata said...

Bien barsa en realidad él, con hablar así de una oportunidad que otros desearían.
Por lo demás, quizá le haga bien para bajar toda su camuflada pomposidad (aunque no hay personaje más pomposo que ese jaja)

 
At 10:48 a. m., Blogger Lo de Verdad said...

Muy de acuerdo... es vergonzoso... bueno... la serie chilena aquella lo es. Tomemos las palabras de quien viene... who is he?. Saludos. Me encantó tu blog.

 
At 2:20 p. m., Blogger Black Mamba said...

Larraín, más encima lo hace mñas. No sabe proporcionar el sarcásmo aquel que era propio de Niles.

Sin City, la vi hace más de un mes. Una buena copia llegó a mis manos. Espero con ansias ir a verla al cine

 

Publicar un comentario

<< Home